jueves, 22 de diciembre de 2011

CUENTO DE NAVIDAD



Hace tiempo, un hombre castigó a su hija de tres años por desperdiciar un  rollo de papel dorado para envolver regalos. El dinero venía escaso en  esos días, por eso explotó de furia cuando vio a la pequeña  tratando de envolver una caja.
A la mañana siguiente, la niña regaló al padre la cajita envuelta "Esto es para ti". Él se sintió avergonzado, pero cuando abrió el paquete y lo encontró vacío, gritó con ira ¿Acaso no sabes que cuando se hace un regalo se supone que debe haber algo dentro?
La chiquilla miró hacia arriba con lágrimas en los ojos "¡ Pero no esta vacía! Yo metí besos para ti!"
Dicen que el hombre guardó este regalo dorado cerca de su cama durante muchos años, y que siempre que se derrumbaba, tomaba de ella un beso y recordaba el amor que su niña guardo dentro.

FELIZ  NOCHEBUENA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!





2 comentarios:

  1. Bueno pues, tengo el gran honor de ser la primera en escribir por aca, me encanto la historia de los besos en la caja, no la conocia. El niño Dios que haz puesto me recuerda las antiguas figuras de navidad en Peru
    Soy Pia

    ResponderEliminar
  2. esto esta muy majadero, no me deja subir mi fotito o icono, primera vez que lo iba a hacer en un blog pero igual se me niega, chaoooooo

    ResponderEliminar

loading...