miércoles, 5 de septiembre de 2012

ME GUSTA, PERO NO LO CONSIGO...


El estilo inglés, tipo cottage es encantador, suave, romántico, coherente...., pero no sé porqué , intento copiarlo y nada, no hay manera. Quizás me falte espíritu "brithis", o estética, o tal vez mi modo de vida no sea tan sereno ....

                                                  

Me conformaré con el antiguo escaño que conocío horas mejores en la cocina del abuelo Fernando.




Los exteriores de las viejas casas francesas son interesantes. Rezuman simplicidad y elegancia...



Pero, yo soy castellana, más básica.





Es fatástico, el suelo satinado, la calidez de las tapicerías, el ventanal y el magnífico techo... La limpieza de líneas de las casas norteamericanas...



aunque, la escalera de casa tampoco está mal. Posiblemente solo un poco atropellada.



Las cocinas suecas son luminosas, límpias, alegres, están llenas de pequeños encantadores detalles...



Yo, soy muy despistada. Necesito que todo esté a la vista y sobre todo una gran pizarra.



Es impresionante, un sueño, la pega es que quizás necesites demasiado tiempo para elegír la lectura,



A mi, me gusta la mía, mi biblioteca es un desastre. Acabas leyendo no lo que buscabas, sino lo que por casualidad encontraste.


Y mis viejos libros, son una pasión que relleno con hojas de laurel para evitar las polillas. El olor de las hojas mezclado con el cuero y la madera hacen de la maltrecha habitación un lugar entrañable.



Y ... ante todo me gusta, mi viejo rosal Pierre Ronsard.





3 comentarios:

  1. Carmen, que linda es tu casa... y tu blog ;)

    Un bexo

    yaniré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaniré, guapísima. Muchas gracias, un beso muy fuerte para ti y un saludo para todo México.

      Eliminar
  2. Madre mía, y que no tienes espíritu "british", la que no tengo espíritu soy yo, a mi también me encanta y no consigo ni elegir telas, soy la definición de "desastre", lo veo y me encanta pero no sé plasmarlo, pero ni de lejos. Me encanta tu casa y tu no espíritu british, ni falta que te hace, es muy tu. Un abrazo, Rosa.

    ResponderEliminar