martes, 11 de junio de 2013

MADRID: 8 DE JUNIO DE 2013. 9h P.M.




Querido Fer  El amor no es fácil de poner en palabras.
Cuando te miro, alto y fuerte, no sólo veo a un hombre, veo todas las etapas de tu vida a la vez. Te veo como a un recién nacido en mis brazos, llorando en la medianoche; como una mancha de pelo rubio corriendo por la escalera en pijama en la mañana de Navidad. Veo los pantalones cortos y camisa blanca de un niño de primaria. Recuerdo las clases de violín, el apretado collar de cuentas y el flequillo (estilo "Ntra Sra del Recuerdo") que anunciaban la adolescencia, y la mochila de flores hawaianas, muy gastada; y las otras mochilas, muy serias, que marcaron los meses de la Ruta quetzal en América y un puñado de bocadillos en los trenes a través de Europa (siempre en interrail ). Veo la americana azul y el pantalón gris que supusieron el fin del bachiller, veo tu entrada en la universidad, las interminables horas de estudio, los trabajos en Zara, en catering , el reparto de publicidad, las encuestas de calle, las guardias de noche en incontables clínicas, las horas en el Cuerpo de Veterinarios del Ejército. . . Cuanto has trabajado!

Nos has enseñado muchas cosas..... De ti he aprendido lo grande que es el poder de un corazón tierno, he sido testigo de tu bondad y serenidad para con los demás. Nos enseñaste a encontrar la alegría en el momento, tienes el don de convertir lo cotidiano en diversión, de ver la ironía y el fondo cómico del mundo que te rodea. Tu sentido común relaja nuestro día a día. 
Eres más fuerte de lo que crees. Tienes tenacidad natural y la capacidad de no aceptar la vida según llega. Esto, te servirá en los próximos años, porque la vida es una transformación, un proceso. Hay capítulos, pero no destinos. Y si eres capaz de visualizar que cada etapa tiene un comienzo, medio y final, será más fácil. Cada tramo tiene una lección específica que Dios, en Su sabiduría, quiere que aprendas. Las penosas te acercarán a Él, y las alegres iluminaran su gloria y la maravilla de nuestro mundo. Todas son importantes! 
El carácter y la integridad serán decisivos en el camino que inicias, acompáñalos con la honestidad y el cariño. Elije con cuidado y vivirás sin pena, porque la felicidad auténtica y duradera no tiene nada que ver con las posesiones materiales, es una consecuencia de vivir tus valores, incluso cuando sea difícil. Recuerda! No debes ser espontáneo cuando tomes decisiones respecto a tu vida y aprende del pasado, no vivas en él!
Enhorabuena por los logros que has conseguido ( hasta ahora . . .) Sé que llegarán muchos más, tu licenciatura es solo un camino que se cierra, tienes muchos, muchos más por alcanzar. Tu hermano y tu sois mi motivación, mi inspiración y mi fortaleza. Estaré a vuestro lado y de vuestro lado, como ha sido siempre.
Te queremos con todo el alma!. Mamá.





























No, no se me olvida! TODA LA VIDA REPITIENDO LO MISMO!!!, je, tendrás que aplicártelo desde  aquí (GRADUACIÓN DE TU HERMANO) , me niego a repetirlo una sola vez más.....




viernes, 7 de junio de 2013

CASITA DE MUÑECAS II


Yo, diría, que te ha gustado!. Así que continúa el relato que empezó Aquí






La tía Jesusa era oronda, suave, blandita y amorosa. Se ocupaba de la cocina.
No tenia dientes, en su mesita de noche había una dentadura postiza, pero solo se la ponía para ir de visita y en las grandes ocasiones, como la fiesta del Cristo, en la que las duras roscas de almendra le daban mucho trabajo.
Llevaba sobre su pelo fino y lacio una boina marrón y completaba el conjunto con un delantal negro con pequeñas flores blancas y unas botas de goma. Nunca se quitaba las botas ( ni la gorra ), consideraba que no valía la pena, porque continuamente estaba entrando y saliendo a la huerta para buscar leña o llevar las cestas de ropa sucia al lavadero.
Trabajaba en un extremo de la mesa de la cocina, pero, como la cocina tb era sala de estar, en el otro extremo había montones de periódicos, catálogos de semillas y de herramientas y facturas pendientes. Junto al fogón, botas sin limpiar y paños colgados.... En los estantes del aparador pintado de azul había piezas de loza dispares, postales de bordes abarquillados, paquetes de sodio y magnesio, cartas viejas, correas de perro, una jeringuilla, un teléfono anticuado y una cesta de huevos con costras de barro para limpiar. Las gallinas eran anárquicas y ponían por todas partes, especialmente en un hueco lleno de barro entre la leña y la higuera.
Aquella cocina estaba siempre así y era una delicia, un lugar acogedor con un desaliño agradable en el que la tía-abuela encajaba a la perfección con sartenes tiznadas, barreños de comida para las gallinas ( tambien habia un apuesto gallo) y cacharros sucios de su trabajo de la mañana. Era un sitio caliente con un increíble y permanente olor dulce de azúcar quemado.



La joven niña tenia que intentarlo. Bajo la escalera de madera que conducía a la cocina, apoyo el pulgar en el picaporte de hierro de la puerta y, al abrirla, le llego el olor suculento de la carne que se cocinaba y tuvo la visión de la "tía Je" con una patata en la mano y un enorme cuchillo ( que había sido afilado muchas veces) en la otra....
- Por favor, por favor, donde está la llave? No tocaré nada, solo quiero mirar.....
- Eso es cosa de tu tía Mencía. No sé.... no puedo ayudarte!.
Y, la anciana, lloró en silencio, sintiendo un escozor de sal en la piel
Carmen



Rosa Charles de Mills

Rosal trepador New Dawn

lunes, 3 de junio de 2013

LA CASITA DE MUÑECAS




La casa de muñecas estaba situada en la mesa más alta, junto a la ventana; el lugar más resplandeciente de toda la habitación. Allí, en su interior de lujoso ensueño, convivían en eterna armonía unas preciosas muñequitas de porcelana, vestidas con maravillosos trajes de fantasía, cuyos colores creaban destellos de ilusión a su alrededor al tiempo que realzaban la encantadora palidez de aquellos rostros cincelados y sonrientes.  Luis Bermer




En la escuela, la tarde avanzaba lenta.
 La puerta dejó pasar una nota de la directora, cuchicheos al oído de la monjita que impartía la clase; y un seco " la directora quiere verte". La joven salió del aula arrastrando todos los inconvenientes de su edad: piernas largas, andar desgarbado, hombros huesudos, cara pecosa y unos ojos que aún no habían aprendido el arte del disimulo. 

El duro aspecto de la directora parecía suavizado, se levantó, salió de detrás de la mesa y, ciñéndose la toga como si tuviera frío, se quedo mirando el jardín mojado y brumoso....
" Los funerales son parte de la muerte, niña, como  la muerte es parte de la vida. Es amargo tener que admitir esto a tu edad, pero todos tenemos que hacernos a la idea. Y no estas sola. Quiero ayudarte a superarlo. -. . . . .- . Las palabras parecen vacías cuando la tragedia llega de repente. . . . . Pero no te reprimas, no te guardes el dolor para ti sola, Soy la directora, si, pero en este momento también soy tu amiga. Puedes decirme lo que piensas, todo cuanto sientas. Y llora cuanto quieras. . . ."

Pero el desahogo de las lagrimas parecía estar más lejos que nunca.

Nada volvió a ser igual.

Las viejas tías Jesusa y Mencía se instalaron en casa con  nuevas y severas reglas: no mas amigas a la hora de comer, no mas baños de dos horas (solo ducha ), no mas chocolate ( solo en la merienda), no mas libros desvergonzados ( J.L.Martín Vigil ), no mas pelo largo y.... NO MAS jugar con la casita de muñecas de tu pobre madre!. Así fue como a la casita le pusieron un candado y la joven niña, desde entonce se conformó con encender las diminutas luces y atisbar por las pequeñas ventanas......

                                                                                                                     Carmen













Otro día habrá más....



Mientras te enseño algunas de las rosas de mi jardín.

Esta es una fántastica rosa Heritage, delicada y efímera.




Aquí ves una no menos preciosa Margareth Merrill.



Y esta es mi debilidad, el rosal trepador Pierre de Ronsard.



Que pases una feliz semana!!!!